Cómo migrar nuestra solución multidimensional al nuevo modelo BISM Tabular y no morir en el intento