Persistencia de datos y el nuevo modelo de ejecución de MANGO